Al salir de la agencia, un auto ha perdido ya el 27% de su valor. Después de eso, año con año los coches van devaluándose alrededor de un 10%, dependiendo de las propiedades y características del vehículo, además de la marca y el modelo.

Un estudio realizado por el portal de compra de autos Carmatch.com precisó que en México los modelos más comerciales de automóviles se van devaluando menos a medida que pasa el tiempo, a la par que los autos de una gama más alta o menos cotizados van perdiendo valor cada año.

Los autos que menos pierden su valor son aquellos que tienen precios más accesibles, bajo consumo de combustible y costos de mantenimiento baratos.

La investigación realizada por el portal señala que los modelos de autos que menos se devalúan son:

1. Susuki S-Cross, 25.8% de depreciación anual.
2. Ford Fiesta, 26.1% de depreciación anual.
3. Nissan Tiida, 26.8% de depreciación anual.
4. Mazda Mazda3, 27.3% de depreciación anual.
5. Honda Odisey, 27.6% de depreciación anual.
6. Mitsubishi Lancer, 27.6% de depreciación anual
7. Hyundai GRAND i10, 27.9% de depreciación anual.
8. Toyota Yaris, 28.2% de depreciación anual.
9. Volkswagen Vento, 28.5% de depreciación anual.
10. Seat León, 28.6% de depreciación anual.

En cambio, los que más se devalúan anualmente en México son:

1. Mercedez Benz Clase E, 55% de depreciación anual.
2. Audi S8, 52.2% de depreciación anual.
3. Buick Regal, 52% de depreciación anual.
4. Chevrolet Traverse, 51.8% de depreciación anual.
5. Cadillac SRX, 50.7% de depreciación anual.
6. Infinity QX60, 50.4% de depreciación anual.
7. BMW serie 4, 50.2% de depreciación anual.
8. Lincoln MKC, 49.2% de depreciación anual.
9. Jaguar F-TYPE, 48.5% de depreciación anual.
10. Acura TLX, 48.1% de depreciación anual.