Nadie detiene al comercio electrónico, su crecimiento ha sido exponencial y cada vez observamos más plataformas y demanda de productos y servicios.

Si eres de los que aprovecha su dispositivo móvil para comprar artículos y servicios en línea, debes saber que aunque puede resultar atractivo por la variedad y facilidad, es también una modalidad muy frecuentada de fraudes.

Los fraudes originados en Comercio Electrónico ocupan el 49% del total de reclamaciones en la CONDUSEF. De enero a septiembre de 2017 se registraron 4.8 millones de reclamaciones por un posible fraude con tarjeta de crédito y débito; es decir, 28% más que en 2016, cuya cifra fue de 3.7 millones.

Esto es lo que debes tomar en cuenta al comprar por internet
Aspectos como: ¿dónde adquirir?, ¿cómo pagar?, ¿qué precauciones de seguridad tomar?, entre otros, te beneficiarán como cliente en la red. Básicamente puedes comprar a través de dos formas: las tiendas y los mercados virtuales.

Cuídate del robo de identidad.
En México, el delito de robo de identidad va en aumento. Comúnmente, se usa de manera ilegal para abrir cuentas de crédito, contratar líneas telefónicas, seguros de vida, realizar compras e incluso, en algunos casos, para el cobro de seguros de salud, vida y pensiones.

¿Qué tan seguras son estas compras?
Como toda compra por internet, existe un riesgo, sin embargo, ¿sabías que el ciberconsumidor mexicano está protegido cuando realiza compras por internet? La Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) contiene disposiciones generales sobre comercio electrónico, por lo que si tienes algún problema con una tienda virtual domiciliada en nuestro país puedes acudir a la Profeco. Visita su página: www.gob.mx/profeco.

Desventajas de comprar por internet:
– Errores en el envío.
– Problemas en cancelaciones y devoluciones.
– Riesgo de robo de identidad.
– Generalmente los cargos adicionales pueden ser más caros que el propio producto.
– Es más tardado obtener un artículo por internet que en una tienda física.

Antes de realizar compras en línea sigas esta serie de previsiones:
– Conoce la identidad del proveedor y las características de tu producto.
– Verifica cargos adicionales (envío de productos, condiciones, impuestos y formas de pago).
– Revisa que el portal tenga declaradas sus políticas de privacidad y leelas.
– Ten presente las políticas de devolución, cancelación, cambios, garantías, condiciones generales de la compra y restricciones.
– Procura adquirir desde tu casa, guarda e imprime comprobantes de la compra.
– Si vas a comprar con un proveedor foráneo verifica que haga entregas a México.
– Checa que el sitio en el que se realiza la compra sea seguro, esto se puede corroborar cuando las páginas inician con https:// y un ícono de “candado cerrado”.
– Acude a tu Banco y conoce los mecanismos de seguridad de tu tarjeta de crédito y débito, al realizar una compra por internet, estos pueden ser un mensaje a tu celular registrado, un token con un número único o una serie de preguntas que garanticen que la compra la realiza el titular de la cuenta.
– Nunca compartas tus datos financieros, son personales e intransferibles, mejor acércate a tu banco y conoce las medidas de seguridad para compras por internet.

Los medios donde se originó el posible fraude con tarjeta de crédito y débito son: Comercio Electrónico (49%), Terminal Punto de Venta (34%), Comercio por Teléfono (11%) y Cajero Automático (3%).