Con el ular de las sirenas cientos de policías municipales, elementos de tránsito, protección civil, trabajadores sociales, psicologos y médicos partieron a los centros recreativos, playas y balnearios del municipio de Culiacán.

Su misión salvaguardar la seguridad de los vacacionistas.

Todos ellos sacrifcaron sus vacaciones con sus familias para servir a la ciudadanía.

Antes de partir los elementos policiacos y los de las unidades de auxilio recibieron la bendición por parte del sacerdote Arnulfo Izabal Romero quien los conminó a mantenerse unidos y brindar un buen servicio.

Oscar Guinto Marmolejo también dijo sentirse orgulloso de todos esos hombres y mujeres que con entusiasmo y compromiso partieron a los 12 puntos del municipio en donde estarán al pendiente de la seguridad de los culiacanenses.

En las patrullas los elementos llevaban, sillas, carpas, ropa, comida, entre otros productos porque no regresarán hasta el próximo lunes.