Buena vista panorámica, una experiencia única, adrenalina al máximo y seguridad garantizada, es lo que ofrece el paracaidismo en Mazatlán. Javier Zurita, quien tiene alrededor de 3 años trabajando en este deporte, asegura que una vez que las personas abordan un paracaídas, pierden la fobia a las alturas, ya que es una sensación única.

Javier Zurita dijo que el precio para los turistas nacionales y extranjeros, así como para personas locales, es de 600 pesos por persona, donde el recorrido dura alrededor de 15 minutos a lo largo de la playa de Mazatlán, y en el caso de la banana el costo es de 150 pesos por 10 minutos.

“Nosotros les ofrecemos a ellos un buen paseo y una vista muy agradable de arriba del paracaídas, ahorita lo tenemos en seiscientos por personas, garantizamos seguridad para ellos, tenemos buen equipo, y pues vengan a divertirse con nosotros que la verdad vale la pena”.

Los turistas de Estados Unidos, Culiacán y Durango por primera vez vivieron la experiencia de subir a un paracaídas, algunos con miedo y otros con la motivación de sentir la adrenalina pura.

“Ay, estoy súper nerviosa”.
-¿Es la primera vez que te vas a subir?
“Sí, tengo miedo, llorar ahí en los cielos”.
“¿Te dio miedo? Sí. ¿Te volverías a subir? Sí. ¿Entonces sí recomiendas a las personas a que se suban al paracaídas? Sí, que está muy padre, que se pueden subir”.

“Todo está muy bien, está muy padre, está muy agradable ahorita el viento, está muy agradable para hacer esta experiencia”.

El prestador del servicio de paracaídas precisó que en esta actividad laboran personas capacitadas para salvaguardar la vida de las personas, así como equipo en condiciones de brindar un excelente servicio, y garantizar seguridad, por ello cuentan con radios para estar en constante contacto con la persona que aborde al ‘parachute’.